MI HISTORIA

MI HISTORIA DE DISCAPACIDAD
 
Si hace 8 años me hubieran dicho, que iba a tener discapacidad adquirida a causa  de la operación de un tumor cerebral, no lo hubiera creído. Pensaba que estaría viviendo sola, independiente, con mi agencia de Publicidad.
La verdad es que yo no me quería operar, así que vi otra opción, pero el doctor me dijo que de no hacerlo me quedaba cuando mucho un año de vida. Después vi a la doctora que me operó me dijo que me quedaría como secuela una parálisis facial, que podría ser temporal o permanente, todo dependía de la operación.
Llega el día de la operación, según yo iba a estar poco tiempo en el hospital, una semana, cuando mucho, mi estadía se prolongó mes y medio, hubieron muchas complicaciones, primero estuve quince días en terapia intensiva, en donde tenía temperatura, por eso me destapaban aunque tuviera frío, después me da un paro respiratorio, Ya estando en piso tuve un broncoespasmo, habían muchos doctores y doctoras alrededor mío para salvarme de hecho mi neurocirujana salió a decirle a mi mamá que estuviera preparada para todo porque no revertía del broncoespasmo, cuando por fin logran salvarme, me hacen una traqueostomía para que pudiera respirar. Como ya llevaba mucho tiempo sin comer, porque no podía deglutir, me pusieron una sonda nasogástrica, luego una gastrostomía, para poder alimentarme, que los primeros días me dolía el estómago por la cirugía, después ya no .
Experimenté algo que nunca había sentido EXTRAÑARME, ver el espejo y esperaba verme como antes que me operaran, no que ahora me veía débil, sin poderme sostener, con traqueostomía, con parálisis facial, el ojo cerrado, con una voz extraña, etc…
desgraciadamente tuvo que pasarme esto para valorar lo que era y tenía (la movilidad de mi cuerpo).
Lo que debo reconocer, es que con esto me di cuenta con que  personas cuento, quienes realmente son amigos o amigas, y debo confesar que me he llevado grandes sorpresas, pues de quienes no me esperaba me han apoyado.

Nunca me imaginé que cosas tan sencillas serían un gran desafío, como: subir escalones, rampas empinadas, calles chuecas o empedradas, banquetas tronadas, ,etc...

En esta travesía, me he refugiado en las artes, para ser más específica, Fotografía, música, dibujo y pintura, pues estoy segura que éstas disciplinas son otro tipo de terapia. Aquí unos ejemplos:
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario